06/09/2020

El día 100 de las protestas antirracistas en Portland estuvo signado por nuevos enfrentamientos entre policías y manifestantes.

Por el mismo motivo, ayer también hubo movilizaciones en Rochester (estado Nueva York), Louisville (Kentucky) y en el distrito federal de Washington.

En Portland, la Policía afirmó en un comunicado que “múltiples bombas incendiarias, morteros, rocas y otros elementos fueron lanzados a las fuerzas del orden durante el disturbio del sábado por la noche en el sudeste” de la ciudad.

La nota agregó que varios uniformados fueron golpeados por las piedras y que un sargento recibió el impacto de un artefacto pirotécnico comercial, que alcanzó a quemar parte de su guante.

Reportó asimismo la detención de 59 personas entre anoche y hoy, de las cuales 43 fueron procesadas, pero no consignó si hubo heridos o lesionados entre los manifestantes.

En Louisville, las protestas adquirieron cierta tensión ante la presencia de un grupo de personas en su mayoría blancas, autodenominadas “patriotas”, que estaban armadas y mantuvieron algunos cruces verbales con los manifestantes antirracistas y luego se retiraron, según medios locales.

Allí, la manifestación ensombreció el Derby de Kentucky, la mundialmente célebre prueba de turf que se corrió ayer, pues la llamada milicia NFAC, integrada por afroamericanos armados, se reunió frente al hipódromo Churchill Downs, escenario de la carrera.

Louisville es uno de los epicentros de las protestas contra la violencia racista debido a que en marzo pasado la afroamericana Breonna Taylor recibió ocho disparos de policías en un operativo antidrogas en su departamento, en el que no se hallaron estupefacientes.

En Rochester, la alcaldesa Lovely Warren afirmó en conferencia de prensa que tenía “información creíble” según la cual personas de otras ciudades participaron de las protestas de ayer.

“Hubo agitadores externos”, ratificó en la misma rueda de prensa el jefe de la Policía local, La’Ron Singletary, y agregó que su fuerza arrestó a personas que dijeron que residían en “Alaska, Massachusetts y otras partes del país”, según la agencia EFE.

Singletary reportó nueve personas arrestadas y tres policías lesionados, pero tampoco informó si hubo heridos entre los manifestantes.

También Rochester es uno de los principales centros de las protestas antirracistas luego de que en marzo pasado Daniel Prude, un paciente psiquiátrico de 41 años, muriera asfixiado luego de que un policía lo encapuchara y se arrodillara sobre su espalda.

Mientras tanto, la candidata demócrata (opositora) a la vicepresidencia para las elecciones del 3 de noviembre próximo, Kamala Harris, sostuvo que “hay bases” para acusar a los policías que dispararon por la espalda a Blake.

“No tengo todos los hechos, pero sobre lo que vi, hay bases para presentar las acusaciones”, afirmó Harris a la televisora CNN.

La compañera de fórmula del exvicepresidente Joe Biden dijo, además, que el presidente Donald Trump y su ministro de Justicia, William Barr, viven “una realidad diferente” cuando dicen que no hay racismo en el sistema judicial del país, y agregó que en Estados Unidos existen “dos sistemas de justicia”.

Junto a su cuestionado manejo de la pandemia de coronavirus, la violencia policial racista es uno de los principales obstáculos para la aspiración de Trump a ser reelecto en los comicios de noviembre.

Telam

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí