18/09/2020

En este sentido, el jefe de Gobierno porteño afirmó que presentará “una serie de propuestas” ante el Ejecutivo nacional. El anuncio fue durante una conferencia de prensa en la que dio detalles sobre la extensión del aislamiento social hasta el 11 de octubre.

El Gobierno porteño buscará para la próxima etapa del aislamiento por el coronavirus poner en marcha el plan de regreso a clases en espacios abiertos como plazas, lo que está supeditado a la autorización de la Nación, mientras que prevé la apertura de los patios y terrazas de los locales gastronómicos, habilitar las obras de construcción de más de 5.000 metros cuadrados y las celebraciones religiosas de hasta 20 personas.

Así lo anunció en una conferencia de prensa el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, luego del mensaje difundido por Presidencia a través de redes sociales en el que se informó sobre la extensión de la cuarentena hasta el 11 de octubre.

“Valoro el diálogo y el consenso. Hace seis meses dije que para enfrentar la pandemia tenemos que trabajar en coordinación con el Gobierno nacional y con el de la provincia y vamos a seguir trabajando de esa forma. Una cosa no tiene que ver con la otra”, aseguró Larreta al ser consultado por la relación con el presidente Alberto Fernández tras el decreto que redirigió los fondos de coparticipación que recibía la Ciudad.

El jefe de Gobierno porteño precisó que ayer, durante la reunión que mantuvo en la Quinta de Olivos con el Presidente y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se trataron “los temas relacionados con la pandemia” durante la que cada uno realizó “las propuestas para sumar” en cada distrito.

En ese marco, destacó como “próximo paso” la posibilidad de aplicar el plan para la “vuelta gradual” a clases en los espacios públicos, el que está enfocado en tres grupos de alumnos: unos 6.500 que perdieron todo tipo de vínculo con la escuela, los de primer grado de la primaria y los del último año del nivel medio, y por último los que cursan capacitación en oficios y que requieren de una instancia de examen.

“Obviamente, somos conscientes que no están dadas las condiciones sanitarias para volver a las clases como eran antes, pero también sabemos que, de una manera muy cuidada, hay que ir retomando el vínculo de los chicos con la escuela con algún grado de presencialidad”, dijo Larreta.

Para ello, anticipó que el lunes habrá una reunión entre los ministros nacionales y porteños de Salud y Educación para analizar la propuesta y sostuvo que “seguramente, en base al diálogo y al consenso nos vamos a poner de acuerdo” para lograr la autorización por parte de la Nación.

Otras flexibilizaciones
Por otro lado, la Ciudad avanzará, desde el lunes, en dos nuevas flexibilizaciones en torno a los locales gastronómicos: por un lado se recibirán nuevos pedidos de parte de los comercios que no tenían los permisos para poner mesas y sillas en las veredas, en tanto que se habilitarán los patios y las terrazas que hasta ahora estaban impedidos de utilizar para la atención de los comensales.

Se habilitarán las obras de construcción del sector privado menores a 90 días de finalización y las mayores a 5.000 metros cuadrados, en donde se podrá trabajar en el horario de 10 a 19 de lunes a viernes, garantizando la distancia entre personas de al menos 1,5 metro y con el uso de tapabocas en todo momento.

Respecto de las celebraciones litúrgicas quedarán habilitadas con un máximo de 20 asistentes siempre que se cumpla con una ocupación de una persona cada 15 metros cuadrados en templos y establecimientos destinados a actividades religiosas.

Por último, quedará también aprobada la apertura de centros de rehabilitación para el tratamiento ambulatorio para personas con discapacidad, según protocolo específico, así como la atención médica no urgente en consultorios médicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí